La historia de Mary Poppins sigue marcando a generaciones, que vieron como la fantasía y la realidad se podían unir, para entregar una película llena de colores y en el que “imposible” no existe. Y es que esta película, que se estrenó en 1964 y que  protagonizada por Julie Andrews, no quiere desaparecer, y busca reposicionarse en un nuevo público.

Disney decidió revivir esta clásica historia, esta vez protagonizada por la talentosa actriz británica, Emily Blunt, para diciembre del 2018. Esta secuela  será dirigida por Rob Marshall, y mostrará otra realidad, en la que los niños crecieron y en donde Michael tiene tres hijos. Todos viven en Londres y viven las consecuencias de la gran depresión.

Hoy ya podemos ver la primera imagen de Emily Blunt como Mary Poppins, que se encuentra ante la puerta del número 17 de Cherry Tree Lane, justo en la casa donde se ambientaba la película de 1964.

¿Qué te parece?