Luego de 36 años sin asistir a la máxima fiesta del fútbol mundial, en Perú se vivió una verdadera locura por conseguir los tickets para acompañar a la selección en la Copa del Mundo de Rusia 2018. La gran demanda dejó a varios sin entradas, por lo que los desesperados debieron ir hasta el extremo para lograr su objetivo.

MIRA TAMBIÉN: Gretsy, la desconocida y guapa hermana de Betsy Camino

“Las entradas se acabaron enseguida y yo no podía quedarme afuera del Mundial. Soy más fanático de Perú que de mi equipo, Universitario. Fui a todos los partidos de las Eliminatorias, incluso cuando solo éramos 20 mil, ante Ecuador. Así que me había jurado venir a Rusia”, explicó el forofo.

Es por esto que un fanático de 24 años, identificado como Miguel F, encontró una insólita forma de conseguir los ansiados boletos y durante tres meses aumentó 25 kilos su peso para comprar uno de los tickets destinados a personas con discapacidad.

MIRA TAMBIÉN: Denise Rosenthal sufrió un lamentable hecho que la tiene muy apenada

“Lo único que quedaban en la web de la FIFA eran entradas para discapacitados. Me fijé cuáles eran los requisitos para comprarlas: estar en silla de ruedas, algo específico para mujeres y sufrir obesidad mórbida, 35 de IMC, el índice de masa corporal, Me fijé la mía, estaba en 30 e hice cuentas. Debía subir 25 kilos”, fue el análisis de Miguel que logró su objetivo y ahora se encuentra a la espera el partido de su selección frente a Dinamarca.

“Un amigo  mío pensó en romperse la pierna, también para conseguir la entrada de discapacitados, pero no se animó”, terminó contando el feliz hincha de la selección peruana.