"Here comes Honey Boo Boo" fue un reality show norteamericano que sorprendió por su pequeña protagonista y la particular familia que la vio nacer. Alana Thompson o "Honey Boo Boo" apareció, primero, en el programa "Toddlers and tiaras", destacando por su personalidad y sentido del humor. Luego, los ejecutivos de TLC, cadena que transmitió el espacio, optaron hacerle su propio reality junto al resto de su clan.

Ahí, no sólo Honey Boo Boo se llevó el beneplácito del público, su madre también se elevó a categoría de figura pop. "Mama June", como le dicen, iba con Alana para todos lados y era la encargada de la batuta familiar. 

Todo bien hasta que el show terminó, el clan se dividió por problemas legales y Sugar Bear, la pareja de Mama June, terminó con ella. La televisión, por supuesto, tiene formas de hacer que las personas renazcan cual ave fénix, sobre todo si un cambio radical de imagen está en la ecuación.

Para "From Not to Hot", un nuevo reality, Mama June se sometió a una operación que la hizo perder 140 kilos. Gracias a un cintunrón gástrico que le colocaron y cambios radicales en sus hábitos, ahora es una persona totamente diferente.

En la última edición de la Revista People, además, June Shannon, como realmente se llama "Mama", comentó el resto de las operaciones a las que se tuvo que someter: Se le removió la papada, la piel sobrante de sus brazos y vientre, además de una cirugía de reducción mamaria. 

La inversión para este radical makeover llegó a los 75 mil dólares, más de 50 millones de pesos. Eso, sin contar peluquería, renovación de clóset y maquillaje. 

¿Qué te parece? 

 

Hey y'all!!! Be sure to pick up my spread in People Magazine! Feeling great this morning!!!! #mamajunefromnottohot

Una publicación compartida de June Shannon (@mamajuneshannon01) el