El actor Bryan Craston, conocido por su popular papel protagónico en la serie "Breaking Bad", confesó en un programa estadounidense que fue sorprendido con "las manos en la masa".

El hombre de 61 años reveló la experiencia que vivió hace 28 años con su mujer cuando estaban de viaje por su luna de miel. En la entrevista, contó que durante su travesía por Europa el matrimonio tomó un tren que iba de Suiza a Italia. El encargado cortar los tickets le comentó al actor que en el trayecto habrían muchos túneles. “De hecho, el tercero dura cincuenta minutos. Es una tradición para los recién casados aprovechar el tiempo”, le dijeron

Bryan logró convencer a su esposa de ponerse cariñositos y cuando el tren entró en el tercer túnel todo se oscureció. “No había luz, no podías ni verte la mano. Después de un corto tiempo, comencé a ver el rostro de mi esposa, y pensé que mis ojos se estaban aclimatando a la oscuridad". Pero no fue así, en cuestión de segundos volvieron a plena luz del día.

El tren salió del túnel y Bryan junto a su esposa quedaron en envidencia. “Tenía a un niño delante de nuestro, su abuela nos preguntó que cómo habíamos podido hacer eso. Mi mujer me dijo que me quitase de encima”. 

Definitivamente es una anécdota que la pareja jamás olvidará.