A sus 43 años, Christian Bale, el galán de Hollywood, vuelve a impresionar con un cambio físico. La drástica transformación a la que se sometió fue para encarnar a Dick Cheney, ex vicepresidente de los Estados Unidos en la pantalla grande.

El profesionalismo del actor quedó en evidencia una vez más y es que inglés se toma muy enserio su trabajo e incluso puso en riesgo su salud física para acercarse al aspecto que necesitaba para interpretar al político. No solo cortó su cabello y afeitó su característica barba, sino que subió unos cuantos kilos.

[Conoce los 10 hitos que marcaron la vida de Freddie Mercury]

De hecho, algunas fotografías de su asistencia al Telluride Film Festival, evento al que asistió hace algunos días, llamaron la atención, ya que su nueva apariencia y su prominente barriga sorprendieron a sus fanáticos. En las imágenes aparece junto a sus compañeros de elenco, entre ellos Ben Mendelsohn, Steve Carell, Amy Adams y Gary Oldman.

[Thiago Cunha envió un emotivo mensaje a Ignacio Lastra]

Recordemos que esta no es la primera vez que Bale impacta con radicales cambios para interpretar a sus personajes. En "El maquinista" cinta del 2004 bajó 28 kilos en sólo cuatro meses, alcanzando un peso de 50 kilos, mientras que en 2010 llegó a pesar 66 kg para The fighter, película que le dio su único Oscar hasta el momento. Además, en la película "American Hustle" de 2014 aumentó su peso, en cambio en Batman "El regreso", Bale logró conseguir 18 kilos en músculos. 

Revisa las imágenes de su más reciente trabajo en la galería.