Ser jurado de un importante concurso de belleza en España y su reaparición en la televisión abierta de ese país son solo algunos de los proyectos que tienen actualmente a Oriana Marzoli muy ocupada. Pero la chica terrible de los reality shows de Mega también tiene un negocio con el que busca conquistar el mercado: los trajes de baño.

MIRA TAMBIÉN: Selena Gómez cerró la puerta a cantar con Maluma: "No debe recurrir a métodos deplorables"

Aprovechando que es verano en el hemisferio norte, Oriana ha realizado promociones a los diseños que ella vende bajo la marca Bikinis Sun. Aprovechando los 1.5 millones de seguidores que tiene en Instagram, Oriana posó con uno de sus diseños y realizó un atrevido topless que acumula más de 55 mil "me gusta" en la red social.