La atención sobre la niña que lloraba desgarrada la muerte de su padre en un velorio televisado dio la vuelta al mundo. Era la partida de Michael Jackson, la estrella pop que marcó la historia de la música y su pequeña hija quedaría para siempre en la memoria de los medios. Luego, a los 13 años, saltaba a la fama, comenzando a captar la atención de los medios a medida que crecía y generando preocupación por intentar acabar con su vida.

En 2017 le contó a Rolling Stone que "Estaba pasando por mucho, como, angustia adolescente. Y también estaba lidiando con mi depresión y mi ansiedad sin ninguna ayuda". Por lo mismo recibió su educación en una escuela terapéutica.

MIRA EN MEGA.CL: ¡PALOMA MAMI MOSTRÓ SU CAMBIO EN 10 AÑOS!

La modelo, que también se inició en el mundo del cine con su participación en la película "Gringo", fue nuevamente internada luego de un 2018 lleno de sesiones fotográficas, viajes y entrevistas. Una fuente anónima le aseguró a E! Latino, que "Después de un ajetreado año de compromisos laborales que la llevaron por todo el mundo, Paris decidió que necesitaba tomarse un tiempo para reiniciar, realinear y priorizar su salud física y emocional".

"Ella se registró en un centro de tratamiento para ayudar en su plan de bienestar y está deseando salir de ahí revitalizada y lista para abordar los nuevos y emocionantes proyectos que la esperan" fueron las palabras con las que el informante del sitio hollywoodense explicó la desaparición de Paris de redes sociales, principalmente de su Instagram @parisjackson.