Un largo despeje de Johnny Herrera terminó en un control increíble del técnico del seleccionado chileno. Juan Antonio Pizzi paró la pelota con el taco, ante el asombro de los hinchas que a esta hora siguen a la selección en Rumania.