Alemania ganó pero no gustó en su estreno en Copa Confederaciones. El elenco teutón derrotó a Australia por 3-2 en el cierre del grupo A, pero dejó varias dudas sobre la mesa debido a que tuvo que esforzarse al máximo para vencer en el papel, al rival "más debil" de su zona.

Fueron los pupilos de Joachim Low los que comenzaron ganando el cotejo, puesto que a los 4 minutos de la primera fracción, Lars Stindl anotó gracias a una gran asistencia del compañero de Charles Aránguiz en el Bayer Leverkusen, Julian Brandt.

Pese a que Alemania dominaba las acciones, Australia aprovechó una simple jugada para llegar a la igualdad. El ariete Tommy Rogic capturó un rebote a los 41' y con un disparo rasante venció la resistencia del guardameta Bernd Leno.

Pero la alegría le duro muy poco a los Socceroos, ya que un minuto después Massimo Luongo derribó a Sandro Wagner en el área, el árbitro cobró penal y la figura del equipo, Julian Draxler marcó el segundo para el elenco bávaro.

Ya en la segunda mitad, Leon Goretzka a los 48' sacó un remate al primer palo que se clavó en el arco de Australia. De igual manera, el cuadro representante de Asia alcanzó el segundo descuento gracias al tanto que anotó Tomi Juric a los 56'.

Pese a que los "Socceroos" intentaron llegar a la paridad, Alemania disminuyó su ofensiva y se preocupó de defender controlando el balón, por lo que consumieron los minutos en traslados de la pelota por el bloque defensivo y se llevaron el partido.

Mira el resumen del encuentro acá.