El brasileño Oscar fue el protagonista de una de las imágenes más impactantes del último tiempo. Todo esto en la Superliga de China mientras defendía la camiseta del Shanghai SIPG.

Mientras se jugaban los últimos minutos del partido, el ex volante del Chelsea de Inglaterra mostró su frustración y le dio de pelotazos a dos de sus rivales del Guangzhou R&F.

Luego de esto llegó la reacción de los jugadores contrarios, quienes se abalanzaron contra él y sus compañeros de equipo, quienes intentaron defenderlo.

El brasileño cayó al pasto aparatosamente, para dar comienzo a una batalla campal en la que participaron los futbolistas, reservas y parte del cuerpo técnico de ambos equipos.

Finalmente el árbitro del encuentro tomó la determinación de expulsar a dos jugadores, pero extrañamente el futbolista brasileño logró permanecer en el campo de juego.