Neymar Junior desde hace unos días se convirtió en el principal foco de atención en el FC Barcelona. Los constantes rumores de partida que circulan por la prensa al parecer afectaron el ánimo del siempre alegre delantero, quien casi llegó a los golpes con su nuevo compañero en el Barcelona, Nelson Semedo.

Durante una práctica ambos jugadores tuvieron un enfrentamiento, que provocó la airada reacción del goleador del “Scrarch”, por lo que los más experimentados del cuadro catalán, entre ellos Javier Mascherano y Sergio Busquets, debieron intervenir.

Luego del incidente, el delantero pretendido por el PSG habría arrojado el peto de entrenamiento al suelo y abandonado el entrenamiento, para luego tomar su automóvil y abandonar el lugar mientras sus compañeros continuaban los trabajos, todo esto ante la atenta mirada del nuevo técnico “blaugrana”, Ernesto Valverde.