La forma como salió Justo Villar de Colo Colo dejó al golero paraguayo dolido. Hoy a sus 40 años y en plena etapa de recuperación, planifica lo que será el retorno a sus tierras puesto que tras ser desvinculado del cuadro chileno firmó por Nacional.

“Hay cosas en el aire que tengo que aclarar”, confesó de inmediato el golero a diario La Tercera, quien reconoció que tenía pensado dejar la actividad en Colo Colo: "Me hubiera gustado. Definitivamente. Había hecho planes con mi familia. Incluso en algún momento hablamos con Lucho (Mena) de hacer un partido de despedida juntos, cosa que todavía se puede dar en algún momento. Ojalá que no se dé cuando tengamos 70".

De paso Villar aprovechó de contar el momento cuando le comunicaron que no se respetaría su contrato: "Estaba en medio de mis vacaciones cuando el director deportivo me comunica que quiere conversar conmigo sobre la posibilidad de la rescisión, que era una decisión del club y que no había vuelta atrás. No lo esperaba. Lo aceptaba, pero no lo entendía. Lo puedo aceptar porque es una decisión que toman, pero no entendía la manera en cómo iba a ser. Me trastocó".

El mundialista también dejó en claro que nunca fue cierto que desea tomar la gerencia deportiva de Colo Colo y que todo se trató de un rumor. "Se lo aclaré a Aníbal cuando estábamos negociando la rescisión. Quería aclararle que no hubo en ningún caso ningún acercamiento ni ofrecimiento, ni que yo me haya ofrecido. Lo que sí hubo en su momento fue que quise ponerme a estudiar, porque sabía que tenía unos cuatro o cinco meses de estar parado y comencé a buscar cursos de gestión deportiva, porque es lo que quiero hacer en el futuro, pero no inmediatamente", expuso.

Tantos deseos tenía Villar de seguir en Colo Colo que estaba dispuesto a no ser inscrito en el Transición para completar su recuperación, algo que le negaron en Macul. Con respecto a su relación con Pablo Guede, el golero dijo que "con Pablo teníamos una relación de que hablábamos en su tiempo, pero después cuando me lesiono se corta toda esa relación, porque él se ocupa del equipo y los lesionados estamos tratando de recuperarnos. Seguramente hay diferencias en lo que pensamos con respecto a algunas cosas. Él está en una posición donde es el entrenador y sabe perfectamente en el club donde está y lo que significan las decisiones que pueda tomar. Somos jugadores de fútbol y por ahí podemos tener opiniones diferentes, pero al fin y al cabo lo que buscamos es lo mejor para el club".

Por último el hombre de 40 años se refirió al manejo de grupo que tiene el entrenador en Colo Colo: "Me ha tocado infinidad de entrenadores que manejan bien, regular o no de la mejor forma el grupo. Si los resultados son positivos todo pasa a segundo plano. No voy a poner en una tabla cuál es el punto donde Pablo maneja el grupo. Es un entrenador que trata de influir en el grupo positivamente de alguna manera, con decisiones a veces quizás acertadas y otras veces no, pero de ahí a ponerle un puntaje no lo voy a hacer".