Todo el revuelo que ha causado el posible doping positivo del goleador peruano Paolo Guerrero está lejos de terminar. Luego de quedar imposibilitado de disputar junto a la selección los partidos por el repechaje a Rusia 2018 frente a Nueva Zelanda, Guerrero también quedó fuera de la final de la Copa Sudamericana con Flamengo, a la espera de lo que resuelva la FIFA.

En caso de que Paolo Guerrero sea absuelto, el Flamengo de Brasil estudia interponer acciones legales en contra de la Federación Peruana de Fútbol, con el fin de recuperar el salario pagado al jugador durante el tiempo que estuvo suspendido, entendiendo que la FPF sería la responsable de la contaminación del jugador.

Por el contrario, si el goleador peruano es suspendido por la FIFA por seis meses o más, en Brasil ya se habla de la posibilidad de rescindir el contrato por mutuo acuerdo: “El jugador tiene contrato con Flamengo hasta agosto del 2018 y ya conversaba sobre la renovación. La negociación, sin embargo, está congelada”, informó el portal brasileño Extra.