Desde la llegada de Luis Suárez al FC Barcelona se convirtió en el socio perfecto para Lionel Messi. El uruguayo y el argentino congeniaron tanto en la cancha como fuera de ella y sus familias también se volvieron inseparables.

Esta situación provocó una insólita imagen en el aeropuerto de El Prat de Barcelona mientras ambas familias esperaban sus equipajes.

El goleador de “La Celeste” aguardaba sus maletas junto a la familia Messi y justo en ese momento el mayor de los hijos de “La Pulga”, Thiago comenzó a darle de patadas, el “charrúa” fiel a su estilo le devolvió el gesto con la misma moneda, formando una “guerra de puntapiés” en la sala de espera del terminal aéreo que terminó con el pequeño tirado en el piso.

La graciosa situación se volvió viral en las redes sociales y refleja la buena relación que existe entre ambas familias, que además de compartir entre los entrenamientos de los padres, también han sido vistos compartiendo vacaciones.