El fútbol paraguayo atraviesa por un convulsionado momento luego que se filtraran fotografías intimas donde queda en evidencia la relación sentimental que protagonizó un futbolista con un dirigente.

En las imágenes aparece el jugador Bernardo Gabriel Caballero junto al presidente del club Rubio Ñú de la Segunda División del fútbol guaraní, Antonio González y según este último las fotografías salieron a la luz pública en el marco de un método extorsivo de un tercero para liberar al jugador de su club.

“Vamos a ser sinceros. Es una persona que hace más de dos años estaba conmigo acá en Rubio Ñú. Era una persona especial para mí. Entre paréntesis y en síntesis, era mi pareja”, dijo Antonio González en una entrevista que concedió al Diario Hoy de Paraguay.

Además González aprovechó para acusar a un hombre llamado Valentín de ser el responsable de la filtración de las fotografías: “Se tuvo que ir del club porque lo llevó a Mar del Plata. Tuve que tomar la medida que no venga más acá y ahí comenzó todo el problema”, dijo el presidente del Rubio Ñú para luego dejar en claro que “No estoy contando esto por despecho, no soy dueño de nadie. El problema es que uno tomó cariño y aprecio. Era mi pareja sentimental”, alegó.