En el reciente Carshow de El Mercurio, uno de los vehículos que sorprendió a todos los asistentes fue el BMW i8. Este modelo híbrido -que puede ser usado mediante combustible o electricidad- cuenta con 231 caballos de fuerza, posee dos puertas que se alzan y en su interior pueden viajar hasta cuatro pasajeros, incluyendo el conductor.

El motor a combustión del modelo es de 1.5 litros, mientras que los materiales sobre los que fue construido el modelo alemán destacan el magnesio, el aluminio y el plástico reforzado con fibra de carbono. Materiales que son ocupados en modelos de grandes carreras como la Formula 1.

Su diseño posee tintes futuristas que atraen la atención de cualquier persona. Si a eso se suma que es capaz de pasar de 0 a 100 kilómetros en 4,4 segundos -lo mismo que toma al deportivo BMW 4- se obtiene un vehículo atractivo. Además este modelo alemán será el auto de asistencia de la fecha de Formula E que se realizará en Santiago en febrero de 2018.