Una buena jornada alcanzaron los chilenos en los Juegos Sudamericanos, al conquistar tres medallas de oro y ocho preseas en su totalidad, alcanzando así el segundo lugar del medallero.

El primer oro llegó mediante la deportista del Mountain Bike Catalina Vidaurre, posteriormente fue el turno de Cristóbal Baeza en el triatlón, mientras que la abanderada Katina Proestakis sacó la cara en la esgrima derrotando a la venezolana Anabella Acurero en la final.

Las platas ganadas para Chile corrieron por parte de Roberto Monsalva (esgrima), Martín Baeza (triatlón) y Bejamín Schapp (natación).