El Humedal de Amortajado está ubicado entre el mar y el Río Maullín. Este lugar es considerado una de los parajes más maravillosos de este sector por contar con unos 900 ejemplares de flamencos, que han llegado hasta este lugar para quedarse, escapando del frío asutral.

Al adentrarse en el mar, se puede encontrar un observatorio creado por perscadores como Alfredo Barrientos, que junto otros colegas de este oficio, han desarrollado su pasión por observar aves y especies que habitan allí y sobrevuelan las aguas de este río creando todo un espectáculo.

¡No te pierdas este maravilloso momento!