Buddy cumplió uno de los sueños que tenía desde niño y fue capitán de un barco pirata por un día. Pero eso no es todo, ya que el pastelero preparó un pastel que es una réplica exacta de esta nave para un grupo de niños muy especial. 

¿Quieres saber cómo resulto todo esto? ¡Revívelo en el siguiente video!

Cake BossTE RECOMENDAMOS:¡Un pastel con forma de chaqueta!