El buceo es una de las principales actividades en el Golfo de Corcovado y para enfrentar las turbulentas aguas hay que estar preparado. Es por esto que Amaro Gómez-Pablos estuvo en el lugar donde se preparan los buzos profesionales que luego se dedican a la extracción de productos del mar.