En el comienzo del capítulo, Amaro apostó que se tiraría al mar si llegaban a pescar una albacora y lograron el cometido. Pero no solo en eso se quedó nuestro animador, además el capitán lo invitó a comerse el corazón del pescado que compartieron entre todos los tripulantes. 

¡Revive este momento de "Chile Profundo"!