Louise Gallagher no creía que el mal existía hasta que su propio marido fue capaz de engañarla por años.  En julio del 2003 el hombre que le había robado el corazón se declaró culpable de fraude, falsificación y violación de morada. Fue sentenciado por dos años en una prisión federal. 

Por otro lado, Joyce Sowa, jamás se habría imagino tener que luchar contra su propia pareja. Al principio todo iba bien, ella tenía la sensación de que sería el amor de su vida. Sin embargo, Bryant Parker comenzó a agredirla verbalmente en reiteradas discusiones. Las cosas se salieron de control cuando le enterró un cuchillo en el pecho a su esposa y ella estuvo al borde de la muerte.