Dottie es una mujer de Misisipi, tiene 34 y pesa 291 kilos. Lucha cada mañana para no sentirse miserable, levantarse de la cama y cuidar de sus dos hijos, Daniel y Landon.

Su hijo mayor, Daniel, tiene parálisis cerebral, por lo que necesita mucho cuidado. Landon tiene un año y, para ella, es mucho trabajo cuidar de los dos porque siente que le cuesta mucho desplazarse, por temor a caer. Esta mujer siente que no tiene opciones, a pesar de que cuenta con el apoyo de su esposo Chris, pero el exceso de kilos que lleva en su cuerpo ha provocado la ha hecho decidirse por un cambio radical.

Su problema con el peso comenzó cuando era muy pequeña, porque se sentía culpable por su sobrepeso y por eso comía a escondidas. Por otra parte, su mamá pasaba mucho tiempo con su hermana Delacy porque participaban en concursos de belleza. Esto hizo que Dottie tuviera un gran fantasma que enfrentar desde su infancia.

No te pierdas esta historia de lucha y superación, en un nuevo capítulo de Kilos Mortales.