Desde muy pequeño, Michael Dominguez pasó malos momentos en su vida. Es que el no poder expresar libremente sus sentimientos o disfrutar de una familia bien constituida le pasó la cuenta con el pasar de los años. 

A los 10 años tuvo que asumir que su padre se iría a la cárcel, y desde entonces no ha parado de comer lo que se le antoja. Sin embargo, en Kilos Mortales quiere combatir esta adicción. 

¡Conoce más de su historia en este video!

 

kilos mortalesTE RECOMENDAMOS:Michael quiere dejar atrás los malos hábitos alimentarios