La infancia de Gideon Yeakley no fue fácil. El protagonista de este capítulo de Kilos Mortales sufrió desde muy pequeño la separación de sus padres, situación que elevó su ansiedad por la comida, y que lo hizo pesar demasiado a la corta edad de 8 años. Al tener que escoger con quién irse a vivir, dejando a su madre sola, Gideon vio en la comida un refugio para olvidar la angustia, que cada vez era más potente al recibir las burlas de su madrastra por su peso.

Revisa más en el siguiente momento.