Felipe hizo escrutinio de la crisis que vive la Iglesia Católica en Chile, principalmente por casos de abusos y el rol aislado de la mujer.