El panel de Mucho Gusto tuvo una mañana de emotivas confesiones relacionadas a las creencias espirituales y a las inexplicables situaciones que marcan una antes y después en la vida. En el momento, Joaquín Méndez confesó haber vivido una inexplicable situación al someterse a una sesión de reiki.

El trasandino se acostó en una camilla y se dejó llevar por el profesionalismo de una mujer que realizaba la terapia. Su mente recreaba imágenes y colores, pero también una sobrecogedora situación que compartió esta mañana.

¿No lo viste? Acá te lo dejamos.