Luego de conocer el origen y la preparación del pan croissant, el cocinero Max Cabezón quiso innovar con este clásico de la cocina francesa y cocinó espinacas pistacho con ricota casera para acompañarlo. Sin duda, se lució con esta delicia gastronómica. 

¡Es un excelente plato para sorprender a tus amigos!