La nueva Francisca le confesó a su pasado que se siente feliz y libre, mientras que su versión antigua le pidió que la mirara muy bien para que no  olvide nunca más como fue y así nunca más vuelva a caer en esta mortal enfermedad.

Revive el emotivo testimonio.