Guiado por la música, Álvaro se dirigió hasta Chonchi, ubicado a 40 kms. al sur de Castro. Sergio Colivoro le contó acerca de la historia musical de Chiloé y lo invitó al Museo del Acordeón. Ahí le enseñó a Álvaro acerca de los más de 200 acordeones que ha recolectado y hoy exhibe a las personas.

Sergio le enseñó a Álvaro a tocar el acordeón.

¡Revisa aquí esta particular clase!