El hijo de José Luis Hurtado e Isabella Falco, Julián, ha acaparado la atención en Casa de Muñecos por su obstinada forma de ser y lo poco flexible que es frente a ciertos temas. Por ejemplo, no tolera la homosexualidad y rechaza categóricamente que su padre haya tenido una relación extramarital. 

CASA DE MUÑECOS TRASCENDERÁ A LA PANTALLA Y TENDRÁ A SUS PROTAGONISTAS HASTA HACIENDO STAND UP COMEDY

Álvaro Morales, el actor que interpreta al progenitor de Julián en la nocturna de Mega, declara que "lo que pasa con ese personaje es bien importante y demuestra una apuesta súper entretenida en términos dramáticos".

Es que destaca que "viniendo de una familia progre, vemos un adolescente que es todo lo contrario a su entorno, un cabro fascista, con un discurso muy cerrado y que sigue la línea de los que están detrás de Bolsonaro o Trump".

Morales agrega a lo anterior que "Julián fue una sorpresa tremenda para nosotros y hay que decir que cada vez se empieza a transformar más en un niño Bolsonaro, cada vez es más fascista y reaccionario... y eso es bien especial. Habla de un grupo de personas que está creciendo fuertemente en las sociedades y países de hoy".

Álvaro señala que "personas como Julián hay muchas en la actualidad y son grupos que no se condicen con los discursos actuales y que vayan en la línea del progreso, pero claramente estos grupos están creciendo y es interesante analizar su mirada y entender por qué piensan así. Al ser una generación más joven deberían estar acorde a los tiempos de hoy y tener una mirada abierta y no tan obtusa como la que tienen, por lo tanto, llaman la atención", sintetizando que "es bueno que la teleserie ponga de manifiesto y presente un personaje así, que identifica a algunos y que nos hace pensar porqué ellos, justamente, piensan así".