Iffet es una joven que vive con su padre y su hermana menor en uno de los barrios más modestos de Estambul. Ella está profundamente enamorada de Cemil, un taxista local y mantiene una relación clandestina con él, mientras sueña con el día en que su enamorado le proponga matrimonio.

Durante la boda de unos amigos, Cemil se emborracha y viola a Iffet, para luego engañarla una vez más al jurarle en vano que se casará con ella.  Pero no cumple y se casa con la hija del dueño de los taxis. Frente a esto, Iffet jura vengarse y el destino será su mejro aliado cuando su patrón, Ali Ihsan, se enamora de ella.