Franco está deslumbrado con los talentos de Sofía pero, al parecer, su admiración le está jugando en contra.