Luca estaba pasado de copas y quiso hablar de más con Elena. ¡Pero eso no fue todo!, luego llegó Rosalía con un amigo, lo que hizo al amigo de Franco arder en furia y celos. ¡Quedó la grande!