Juliette no quiere criar a su hijo en la Isla mientras Franco esté junto a Sofiá. Él quiere ser responsable con su hijo y brindarle su paternidad, pero para su anterior novia esto no sería suficiente. Quiso tomar una decisión que podría cambiar los planes familiares de Franco en la Isla. 

Al tratar de abandonar el bar de don Leonel, Juliette se siente decaída y se desplomó delante de Pablo y Madelyn, que juntos planificaban la manera de traer a su hija a la Isla. Franco se enterará de que la madre de su hijo corre peligro. ¿Estará en riesgo su embarazo?