Mientras Sofía buscaba junto a Diego lugares donde ella se podría ir a vivir a Dalcahue, el dueño del hotel le propuso una interesante idea: que se fuera a vivir junto a él y su hija en el hotel. Pero Sofía prefirió seguir buscando hasta que cambió de opinión.

Todo porque Franco apareció para contarle que finalmente él era el padre del hijo de Juliette, y cuando las cosas se ponían incómodas, apareció Diego. Fue entonces que Sofía, con más seguridad, le contó una gran noticia a su actual pareja.