Pablo ha destacado en Isla Paraíso como uno de los galanes jóvenes de la historia, por su profundo amor hacia Madelyn -aún no correspondido- y por ser protagonista de una serie de hechos sin explicación racional, como la desaparición de la Virgen del Agua y la búsqueda de la micro de Doris, que se extravió y se transformó en una especie de Caleuche ambulante.

MAGDALENA MÜLLER Y EL DURO MOMENTO DE ROSALÍA: "ESTO ES UN GRAN GOLPE PARA ELLA"

Respecto a toda esta última arista de su personaje, Etienne Bobenrieth señala que "ha sido la parte diferente de la teleserie, porque todo lo demás gira en torno a relaciones, amores, desamores, historias pasadas y reencuentros, pero aquí nos metemos un poco de la mitología de Chiloé y eso le da un toque de realismo mágico".

A lo anterior, el actor agrega que "todo eso, a su vez, le da un brillo distinto a la teleserie, en el sentido de que va más allá de lo humano, sino que habla de las tradiciones de un lugar, de la historia de un lugar y de la energia de un lugar... y finalmente todo eso va condicionando a un pueblo y sus maneras de ser".

El ex Camilo Corcuera de Perdona Nuestros Pecados destaca que "esto se da en un lugar donde todavía existen esos mitos y donde todavía están vivas esas leyendas, por lo que es importante recalcarlo y tomarlo en una teleserie como ésta... y un poco desde el humor y la comedia", a lo que añade que "yo estoy feliz de profundizar en todo ese lado de la historia y contar toda esta otra trama".

En relación a esta temática de su papel, Bobenrieth declara que "él se seguirá preguntando ¿qué está pasando aquí que yo estoy involucrado en esto? Y es un poco la magia que entra a su vida. Al principio le da mucho susto, pero luego se interesa en el tema y no lo deja tan fácilmente".