En los tiempos que vivimos, está claro que la relación que han formado Juan Luis (Fernando Godoy) y Angelina (Dayana Amigo) en Isla Paraíso es poco tradicional. Sin parejas anteriores, decidieron esperar hasta el matrimonio para tener su primera vez o, recientemente y estando ya casados, determinaron convertirse en "amantes" para poder vivir su pasión en paz y sin que nadie los moleste.

¿QUÉ IMPLICA EL REGRESO DE CAROLINA A LA ISLA?: PAOLA VOLPATO RESPONDE

Y esta forma de llevar su amor les ha funcionado y perfectamente puede ser un ejemplo para muchos. Los intérpretes de estos personajes desmenuzan las claves de esta relación para Mega.cl.

Fernando Godoy detalla que "esto es un poco como el pensamiento de los artistas, que trabajan con el proceso y no con el resultado. Eso es lo que les pasa a Angelina y Juan Luis".

¿Cómo así? El actor destaca que "Angelina y Juan Luis son como los artistas de la isla, son los que se manejan con el corazón y los que avanzan con pasión, emoción y sentimiento, entonces claramente ellos disfrutan mucho más el proceso que el resultado", a lo que agrega que "ellos son personas que no tienen muchas expectativas y que no tienen mucha proyección, por temas físicos, por temas de personalidad o hasta por vivir en provincia, en donde todo es mucho más calmado, por lo tanto no andan buscando resultados y disfrutan cada día, disfrutan el presente".

A lo anterior, Fernando añade que estos roles "no están contaminados con la vida normal... con la información, con otras relaciones, con la intención de tener una relación perfecta, con buscar un resultado o con buscar un proyecto de decir 'yo quiero esta familia y la quiero con esta casa o con esta piscina'. Ellos están libres de todo su entorno y desde ahí logran ser felices", poniendo énfasis en que "es que como si fueran Adán y Eva en la prehistoria, ellos solo viven el amor, comen y son felices. Todo lo demás está contaminado".

Y, en ese sentido, Dayana Amigo declara que "Angelina y Juan Luis no tienen cargas del pasado, no tienen parejas anteriores, por que se encuentran desde la inocencia del amor, como si tuvieran quince años, pero más grandes. Y desde ahí viven un amor idílico. Esto es como un cuento de amor, que tiene que ver con que no hay un pasado con el cual cargar, no piensan en el futuro y solo viven el presente y en el querer estar juntos".

La actriz de Isla Paraíso también pone de manifiesto que "en este caso son dos almas un poco abandonadas en la vida, que siempre tuvieron ganas de encontrar el amor y nunca pensaron que iba a pasar hasta que se conocieron el uno al otro. Y desde ese lugar, y por lo importante que es, viven su amor a prueba de todo. A ellos no les importan mucho las opiniones de los demás y dan la pelea ante eso".

Fernando Godoy agrega en torno a aquello que "son como una pareja del 1800, cuando efectivamente si tú amabas, tenías que amar y no te importaba nada más. Ellos viven en su mundo y luchan por mantener ese mundo y no dejarse influenciar por lo externo y por tantos factores que han dañado las relaciones, como, por ejemplo, la globalización".

Acerca de la última decisión que tomaron, de transformarse en "amantes", el hombre que da vida a Juan Luis señala que "ellos luchan contra la contaminación del resto, porque dicen 'el resto quiere esto para nosotros, pero nosotros no queremos eso, entonces engañemos a este mundo de ahora y sigamos viviendo en nuestro mundo, en nuestro planeta, con nuestro protocolo'. Es el mundo el que dice que 'son amantes', pero ellos no están haciendo nada malo, están casados y están viviendo su amor a plenitud".

Dentro de ese contexto, Godoy sintetiza que aquí tiene mucho que ver ese clásico consejo de que las parejas, a pesar de estar casadas, sigan pololeando: "eso implica mantener la magia y volver al pasado. Está bien, ya te casaste, pero retrocedan siempre al pololeo porque ahí está la matrix, el amor y la verdad.... y no hay nada mejor que eso".