En el capítulo de ayer pudimos ver cómo Villa Ruiseñor festejó el matrimonio del alcalde Möller y de Elvira, un casamiento emocionante que tuvo sus dudas de concretarse en un principio, luego de que Elvira haya descubierto que Ernesto pasó su despedida de soltero en la casona.

Katyna Huberman (Elvira Undurraga) y César Caillet (Ernesto Möller) entregaron algunos detalles de este significativo momento entre sus personajes.

¿Cuáles fueron las sensaciones de Elvira en el matrimonio después de intuir que la despedida de soltero de Ernesto fue en la casona?

"En esa época era usual que las despedidas de soltero de los hombres fueran en una casona, no era algo raro. Lo que pasa es que las novias en esa época se hacían las locas. Elvira debe de haber pensado que en el fondo Ernesto no iba a pasar por eso porque es algo vulnerable para ella. Pero no, Ernesto cayó en lo clásico, en lo típico. Pero en esa misma evolución, después de mandarlo a la punta del cerro, dice ‘bueno, se hace, es algo común, y sigo adelante porque es algo que yo elegí’. Es parte de su espíritu vanguardista, ella hubiese preferido que no ocurriera pero es parte de su realidad", dice Katyna Huberman

César Caillet agrega que "hay que ponerse absolutamente en un determinado contexto. Creo que en ese tiempo estaba mucho más separado el hecho de que tú podías estar perfectamente enamorado de tu mujer, tenerla como una reina, bien atendida –en ese tiempo no trabajaban- pero acostarse con una prostituta no era una infidelidad, aunque suene mal. Es otro plano de la sexualidad, es una convención masculina de la época. No es lo mismo que ir a acostarse con la amiga de la mujer, que eso se marcaba como una infidelidad". 

Más que un matrimonio entre un alcalde y la glamorosa Elvira Undurraga, fue una fiesta popular en la que todo el pueblo se hizo partícipe, convirtiéndose en un verdadero hito de Villa Ruiseñor. 

¿Qué significa un “matrimonio con el pueblo”?

"Es una idea bastante buena, sobre todo para Ernesto Möller que le saca una ventaja política porque reparte tarjetas para todo el pueblo, es lógico y entiende el provecho que le puede sacar a la situación. Es una movida populista y con ello se asegura varios votos", dice César Caillet.

"Ella en un principio quería hacer algo más privado pero el hecho de que Ernesto es el alcalde, quiso darle una importancia que nunca le había dado, y quería sentirse como una princesa, después de haber tenido el valor de casarse. Y dice ‘bueno, voy a festejarlo y en grande’, como ella misma decía: como Grace Kelly”, cuenta la actriz quien interpreta a Elvira

El 19 de abril de 1956 la atractiva actriz de Hollywood contrajo matrimonio con el príncipe de Mónaco Rainiero III y Grace Kelly se convirtió en Su Alteza Serenísima. La boda contó con la presencia de 1.500 fotógrafos y periodistas, que intentaron hacerse un hueco entre los 23.000 habitantes que se acercaron a presenciar el matrimonio, siendo una de las bodas de cuento de hadas más bonitas y recordadas de todos los tiempos.

Grace Kelly y el Príncipe Rainiero III

Katyna adelantó que “el matrimonio es el puntapié inicial a un vuelco gigante en la historia”. ¡No se lleguen a perder Perdona Nuestros Pecados!