No le quedó otra alternativa. Miguel debió contarle a Pascuala toda la verdad acerca de su supuesto trabajo. Muy sorprendida, la Trabajadora Social no entendió nada.