Domingo Aldunate volvió a su casa pero esa misma noche vimos cómo se encerró en el baño para resistir un ataque de angustia… ¿Realmente quería volver a su casa? Para resolver las dudas y saber qué es lo que gatilla las indecisiones de Domingo hablamos con "Pancho" Melo a quien encontramos en pijama, listo para grabar una escena de Tranquilo Papá.

- "Pancho", ¿Qué le pasa a Domingo, por qué sigue angustiado después de volver a su casa?

-Domingo tomó una decisión que no tiene mucho sustento, es una decisión obligada, y se ve instalado en esta realidad que está obligando a tener. Domingo piensa que racionalmente está bien pero emocionalmente no.

- ¿Domingo está siguiendo a su razón pero no a su corazón?

-Tiene una contradicción entre la cabeza y el corazón que se instala en el hecho de volver a su casa, asumiendo a vivir su nueva, o mejor dicho, antigua realidad, cosa que lo llena de conflictos a niveles que lo desarman emocionalmente. Este amor gigantesco que apareció con Pamela aún no lo logra dimensionar. Tomar una decisión tan radical de desarmar una casa, desarmar a una familia, por hacerle caso al corazón, es tremendamente violento pero muchas veces necesario.

-¿Qué va a pasar con la reconquista de Pepa?

-Pepa es un personaje adorable. Es una mujer que se ha reinventado con toda esta crisis que vivió esta familia, que ha estado dispuesta a ceder absolutamente todo en pos de reconquistar o mantener a flote esta familia, pero más que nada porque sigue enamorada de Domingo. Lamentablemente para Pepa, Domingo aún recuerda un amor tremendamente fuerte que es el que siente por Pamela. Entonces esta pugna está muy fuerte para él. 

¿Qué crees que debe hacer Domingo? ¿Con quién quieres que se quede? ¡Opina con nosotros y no te pierdas Tranquilo Papá!