Elvis es dueño de una gran personalidad. Amante de los autos, del buen vivir y full pretencioso. Es conocido como “el choro de Patronato”, barrio en el que tiene una joyería de propiedad familiar y donde todos lo respetan. Es un eterno seductor, un piropeador profesional que disfruta encantar a las mujeres coquetearles, aunque no es infiel. Está profundamente enamorado de su novia Pamela y todo parece ir bien en su relación, hasta que su eterna novia lo deja plantado en la iglesia y aparece en su vida Domingo Aldunate.