Europa League / Reuters

Desafió a la maldición y salió mal parado: Máxima figura del Marsella tocó la copa en la final de la Europa League y se lesionó

  • Por Claudio Lara

Guardar

Guardada

El delantero y máxima figura del Olympique de Marsella, Dimitri Payet, desafió a una vieja maldición del fútbol y salió muy mal parado.

El capitán del elenco francés tuvo la mala idea de tocar la Copa en la previa de la final de la Europa League frente al Atlético de Madrid.

Tras este gesto, el jugador además de ver como Antoine Griezmann abrió la cuenta para los "Colchoneros", se lesionó y no pudo seguir en el campo de juego.

Nota

El francés dejó la cancha llorando desconsoladamente. Griezmann se acercó para consolarlo mientras Payet se dirigía hacía el sector de los suplentes del conjunto galo.

Compartir