Cortes de luz, deslizamientos en favelas, fuertes inundaciones y el fallecimiento de siete personas, es el resultado de las fuertes precipitaciones que sacuden Río de Janeiro en Brasil, donde han caído 153,2 milímetros de agua en tan sólo 4 horas, más de la mitad de la medida histórica de febrero.

En una de las playas más populares de la zona, Copacabana, soplaron vientos de hasta 110 km/hora, derribando varios árboles en la transitada avenida Nossa Senhora, paralela a la playa, según reportan noticias de Brasil.

(MIRA TAMBIÉN. ¡Sensualidad a flor de piel! Natti Natasha posa en ropa interior para sus fanáticos)

Ante este preocupante hecho, conversamos con Julia Fernandes, quien nos confirmó que su familia estaba bien a pesar de las noticias de su país natal: "Mi familia está bien, gracias a Dios. Nosotros no vivimos cerca de Río de Janeiro, vivimos al interior del amazonas. De hecho, son casi dos días de viaje para llegar a Río", comentó.

Con respecto a las precipitaciones, la brasilera envió bendiciones a quienes habitan en la zona "somos un país fuerte", comentó.