Hay muchas seguidoras de Kate Middleton en el mundo, pero la joven estadounidense Mallory Johnson Bowling sobresale a tal punto que podría convertirse en la admiradora número uno de la esposa del Príncipe William.

MIRA TAMBIÉN: Definitivo: Liam Hemsworth solicita oficialmente el divorcio de Miley Cyrus

Eso si ella no es la única, ya que Daniella Magness ha gastado millones en imitar a la esposa del príncipe William. 

Sin embargo, Johnson, además de peinarse igual que la duquesa de Cambridge, intenta copiarle todos sus looks sin dejar nada al azar.

 

Sigue atentamente las actividades públicas que realiza la madre de George, Charlotte y Louis; revisa las redes sociales de la realeza británica y, sobretodo, los looks destacados en las revistas de papel couché. Luego recurre a la comunidad de Lady.M.Replikates para ver si alguien ha identificado al diseñador de un vestido en particular. Y no sólo eso, también sus zapatos y accesorios como carteras, sombreros, aros, collares y pulseras.

Mientras espera los comentarios, busca en eBay, Poshmark, Depop y tiendas exclusivas de ropa usada artículos similares para encontrar el vestuario prácticamente igual al utilizado por Kate.

Una vez logrado el objetivo se toma varias fotografías y la sube a su cuenta de instagram con la imagen del traje original en el que aparece Kate Middleton para que después sus seguidores hagan los comentarios y, a la vez, entrega los datos del monto y los lugares donde conseguir esas prendas.

Lo hace tan bien que Mallory ya tiene más de 16 mil seguidores en su cuenta de Instagram.

De esta manera su closet ya cuenta con más de 250 prendas muy parecidas a las de la duquesa.

Mallory asegura que jamás ha gastado una cifra superior a los 250 dólares por artículo, es decir, casi 180 mil pesos.

La prensa especializada en realeza ha revelado que Kate Middleton ha vestido en 13 ocasiones tenidas y accesorios de la tienda Zara cuyo valor es bastante más bajo a lo que ella normalmente viste de diseñadores de alta costura.

¿QUIÉN ES?

Mallory tiene ahora 31 años, vive en Ashburn, Estados Unidos, y desde pequeña se interesó por la realeza británica. El 2007 la Reina Isabel II visitó su Universidad College of William and Mary y su interés creció. Tres años después estaba muy emocionada al conocer el anuncio de compromiso del Príncipe William con Kate que - a su juicio - representa a una chica común de clase media que hizo realidad el sueño de muchas jóvenes.

También confesó que cuando a ella también realizó su boda llevó una tiara inspirada en la duquesa de Cambridge. Por eso, seguir sus looks es un pasatiempo muy divertido y que de alguna manera también la hace sentirse como una princesa.