Misha Nonoo es la mujer que presentó a Meghan Markle y el príncipe Harry en una cita a ciegas, y hace algunos días contrajo matrimonio con Michael Hess, evento al que no podía faltar la nueva pareja de la realeza británica. 

 

Por la tan especial relación con la diseñadora, que también participó en la colección cápsula para Smart Works de Meghan, los duques viajaron en un vuelo comercial hasta Roma, dejando al pequeño Archie en casa, sólo para poder acompañar a una de las mejores amigas de Meghan en uno de los momentos más importantes de su vida.

Para la ocasión, Meghan decidió llevar un largo y elegante vestido negro de mangas largas con transparencias en la parte superior, que dejaban sus hombros al descubierto, además de unas aplicaciones color plata a lo largo del vestido de la firma "Maison Valentino".

¡MIRA TAMBIÉN! Con látex y flores: Los looks de Kim Kardashian y Kendall Jenner en los Emmy 2019

Es una prenda similar a la que utilizó para el estreno de la película "El Rey León".

Para complementar el look, Meghan decidió darle el protagonismo a su vestido y lucir el cabello recogido con unos ligeros mechones sueltos en la parte frontal. Lució un maquillaje bastante natural, muy característico de su estilo. Y acompañó su apuesta con unos pendientes dorados en forma de espiga.