El año pasado, Rihanna fue invitada a ser parte del medio tiempo del Super Bowl 2019. Sin embargo, ella negó toda posibilidad de asistir y no fue sino hasta este miércoles que se conocieron las razones de esta decisión.

En una entrevista para la Revista Vogue, la intérprete de "Diamonds", aseguró que todo se debió a la polémica de la organización con la comunidad afroamericana: "No podía atreverme a hacer eso. ¿Para qué? ¿Quién gana con eso? No mi gente. Simplemente no podía ser una vendida. (...) Hay cosas con las que no estoy de acuerdo para nada en esa organización, y no iba a acudir y servirles de ninguna manera"

(MIRA TAMBIÉN: "¿Estarías con Vidal si no tuviera dinero?" Sonia Isaza responde preguntas de sus seguidores)

La polémica se generó, luego que el jugador Colin Kaepernick, de los 49ers de San Francisco, se mantuviera arrodillado en el evento del 2016, mientras sonaba el himno nacional de Estados Unidos. Esto, en protesta por la injusticia racial y la brutalidad policial, lo que ha generó división en el país. Razón por la que él no ha sido contratado nuevamente.

En solidaridad a este tema, numerosos artistas han rechazado actuar desde entonces en el descanso del Super Bowl y a esta lista se suma Rihanna, quien resultó ser una de las invitadas del año pasado, en el que finalmente subieron al escenario los artistas Maroon 5, Travis Scott y Big Boi.

Recordemos que para el evento de 2020, las artistas encargadas de darle vida al medio tiempo serán Jlo y Shakira, según confirmó la organización hace varias semanas. 

Si quieres revisar toda la entrevista, ingresa acá.