Demi Moore tenía tan solo dieciocho años cuando se casaría por primera vez con el cantante Freddy Moore. Sin embargo, hace poco salió a la luz que durante ese tiempo la actriz tenía un amante, el actor Paul Carafotes, junto a quien protagonizó su primera película en la pantalla grande.

Según contó Carafotes al medio DailyMailTV, ambos se conocieron en el set del filme "Choices", donde interpretaban a una pareja, y que desde ese entonces se notaba que existía una afinidad y atracción hacia el otro.

(MIRA TAMBIÉN: Ignacia Michelson comparte foto luciendo un bikini flúor desde Miami)

Fue en ese tiempo que Demi ya se encontraba comprometida. Sin embargo, durante su despedida de soltera decidió escapar para escabullirse en el departamento de su colega. "Creo que ella solo quería tener un último hurra antes de casarse", expresó Paul.

(Demi Moore junto a Paul Carafotes en la película "Choices" de 1980)

Pero fue la misma actriz quien también confirmó esta historia en el libro que lanzó hace unas semanas titulado "Inside Out", donde confesó que "la noche antes de casarnos, en lugar de trabajar en mis votos, estaba llamando a un chico que había conocido en el set de una película. Me escabullí de mi propia despedida de soltera y fui a su departamento".

Según Moore, tomó la decisión de ser infiel "porque no podía enfrentar el hecho de que me iba a casar para distraerme de lamentar la muerte de mi padre. Porque sentía que no había espacio para cuestionar lo que ya había en movimiento. No podía salir del matrimonio, pero podía sabotearlo".