Un vuelo de la aerolínea China Eastern Airlines, que volaba entre las ciudades de Sanya y Wuhan, no pudo aterrizar en el horario que tenía planeado debido a que los controladores de vuelo en su destino estaban dormidos.

Las autoridades informaron que el Boeing 737 no tuvo más remedio que mantenerse en vuelo, debido a que no encontraba respuesta a su solicitud de aterrizaje, y recién pudo tocar tierra tras 15 minutos. Los dos controladores del aeropuerto de Wuhan fueron sancionados, en un incidente ocurrido el mes pasado pero que no se publicitó hasta ahora.

En las redes sociales del país la indignación es palpable, y muchos se preguntan por la seguridad en el resto de los terminales aéreos de China.

Fuente: 20minutos.es

Fotos: asiabusinessinfo.com

Súmate a la Red Mega.cl

Twitter @mega

Facebook