Mientras el protagonista se encontraba encarcelado, Sila no paraba de pensar en su enamorado y lo mucho que lo extrañaba, por lo que no dudó en comunicarse con él. En ese momento, en que ambos deseaban estar juntos pero se encontraban más distanciados que nunca, algo bello ocurrió.

Es que Sila contemplaba la luna llena y ambos estaban cautivados mirando el cielo, por lo que Boran decidió contar una romántica historia sobre la luna y la tierra.

Encantada con las palabras de su amado, Sila no hizo más que escuchar la tierna analogía de su propia historia de amor y esperar el regreso de Boran.

¡Revive está romántica historia de tu teleserie turca favorita!